Miniaturas de coches

Conduciendo un vehículo eléctrico por primera vez: el Tazzari Zero

Conduciendo un vehículo eléctrico por primera vez: el Tazzari Zero

Que los coches eléctricos son actualmente uno de los mayores motivos de preocupación e inversión de los fabricantes de automóviles es un hecho. Los combustibles fósiles son contaminantes y con el paso de los años se están acabando y encareciendo, lo que hace que energías alternativas ganen terreno a pasos agigantados.

En el mundo de la automoción la aparición de los vehículos eléctricos está aún en su fase inicial, aunque la mayoría de fabricantes tienen sus coches eléctricos ya en el mercado o a punto de aparecer.

Sí, ya lo sé, a los amantes de los coches no nos convence lo más mínimo olvidarnos de nuestros coches actuales y pensar en vehículos que ni tienen marchas, ni les suena el motor, con estéticas y dimensiones no demasiado favorecedoras… pero la industria manda, y si quieren que en las próximas décadas hagamos el cambio, habrá que hacerlo.

Conduciendo un vehículo eléctrico por primera vez: el Tazzari Zero

En cualquier caso ésta explicación la hago puesto que hace unos días pude ponerme al volante de un coche eléctrico por primera vez para así poder acercaros las sensaciones que dicha prueba me ha producido.

El modelo que ha hizo los honores es el Tazzari Zero. Éste vehículo está fabricado en Imola (Italia) por Tazzari, una empresa que ha trabajado en diversas áreas para Ferrari y Lamborghini.

El Zero tiene una longitud inferior a los 3 metros, y mide 1 metro y medio de anchura y casi lo mismo de altura. Se trata de un vehículo biplaza de dimensiones similares a las de un Toyota iQ o un Smart fortwo.

Su peso es de 600 kg. (y más de la mitad es el peso de las baterías, ya que el vehículo abusa de la fibra para reducir peso) y tiene tracción trasera. Como particularidad, éste vehículo se homologa en España como cuadriciclo y no como turismo.

Conduciendo un vehículo eléctrico por primera vez: el Tazzari Zero

¿Queréis saber sus prestaciones? No os asustéis, su motor eléctrico da 15kW, lo que traducido a CV (aunque no es una conversión 100% real) serian 20 CV. Sí, no nos desviemos, el Tazzari es un vehículo urbano. En ciudad su potencia es suficiente ya que los motores eléctricos, al dar todo el par motor desde parado, alcanzan una velocidad media muy deprisa. Su autonomía llega a los 140 kilómetros y se recarga a 230V en unas 8 horas, pero conectándolo a través de una conexión eléctrica trifásica se puede cargar en menos de 2 horas.

Su aspecto ya deja entrever que no es un coche eléctrico más. Como se ve, el Tazzari es un coche muy llamativo, que permite además una inacabable variedad de combinaciones techo/llantas/carrocería para que tengamos un coche único, algo cada vez más de moda.

Conduciendo un vehículo eléctrico por primera vez: el Tazzari Zero

Háblame de los acabados

Bien, para hablar de los acabados, antes tenemos que hablar de precios, por la simple razón de que Tazzari define su vehículo como el único “coche eléctrico deportivo asequible”. Ésta definición viene dada a que mientras coches eléctricos como el Mitsubishi i-Miev o Nissan Leaf tienen precios aún prohibitivos para particulares, el Tazzari, con los descuentos actuales (el gobierno subvenciona el 25% del precio de los coches eléctricos durante todo 2012) puede salir por poco más de 18.000€. Un muy buen precio contando que luego cada recarga tiene un coste de 1€ aproximadamente cada 100 kms.

Volviendo a los acabados, el exterior como decíamos es muy llamativo, con un pequeño maletero trasero con espacio para un par de bolsas y otro espacio en el capó para el cable de recarga y poco más.

Conduciendo un vehículo eléctrico por primera vez: el Tazzari Zero

Mirando ya el interior debo decir que me sorprendió gratamente. El espacio es suficiente para que dos adultos no se toquen y da una sensación sentado al volante bastante deportiva, ya que es un coche donde se va sentado muy bajo.

Delante del volante, muy deportivo y pequeño (el coche no tiene airbag, tampoco ABS ni control de tracción), tenemos un pequeño “cuentarrevoluciones” y ya en la consola central es donde tenemos el resto de utilidades: cuentakilómetros, nivel de batería y 4 botones con opciones de conducción que repasaremos más tarde.

El coche incluye de serie radio CD MP3 con conexión para USB e iPod, elevalunas eléctricos y pedales de diseño deportivo.

Conduciendo un vehículo eléctrico por primera vez: el Tazzari Zero

Conduciendo un vehículo eléctrico por primera vez: el Tazzari Zero

Repasado todo lo que el pequeño Tazzari nos ofrece en parado, ya va siendo hora de salir a probarlo así que… ¡arrancamos!

¿Dónde piso para arrancar?

Bueno, para arrancar es tan simple como darle al contacto y sin escuchar nada el coche ya está esperando a que salgamos. Antes de eso, descubro los cuatro botones de la consola central, que son los 4 “modos de conducción”. De derecha a izquierda están el botón azul (opción RAIN, cuando está el suelo mojado y que sirve como control de tracción), el botón verde (ECONOMY, para circular por ciudad, limitado a 50km/h), el botón amarillo (STANDARD, limitado a 80 km/h) y por último el botón rojo (RACE, modo que permite llegar el coche a 100 km/h, su velocidad máxima). Como es lógico los 140 kms. de autonomía los consigue en la opción ECONOMY, si elegimos las dos más “deportivas” la batería se agota mucho antes y el propio coche va advirtiendo de ello.

Conduciendo un vehículo eléctrico por primera vez: el Tazzari Zero

Una vez arranco me permito hacer unos primeros kilómetros de adaptación. Ésta no es muy traumática, puesto que sigue siendo un vehículo de 4 ruedas, pero sí que se notan ciertos cambios. Para empezar, freno y acelerador tienen un recorrido muy corto y hay que adaptarse a las distancias de frenado, que son bastante grandes. En contrapartida, en bajadas el coche retiene bastante así que una vez controlado se puede evitar frenar en muchas ocasiones.

Me acerco a un polígono donde poder probar las opciones de conducción. La verde, la económica, solo sirve en ciudad donde vamos de semáforo en semáforo ya que el coche pasa de 0 a 50 km/h muy rápido y va pidiendo más que esos 50, ya que en carretera abierta estaríamos creando una retención.

Así que pulso el botón amarillo y es como si pusieras una marcha extra, el coche estira la potencia y llega a los 80 holgadamente, ya con algo más de sonido y vibraciones a una velocidad más decente para no ir por poblado.

Con esto me acerco a la autovía y quiero probar que es lo máximo que da de sí el pequeño. Me incorporo, botón rojo y pedal a tope. El coche va subiendo y llega a los 100 por hora. Lástima que saliéramos con la batería sin cargar al máximo y claro, a los 2 minutos de poner el coche a 100 él mismo me pasó a la opción de 80 para no consumir la batería en nada. Está claro, el Tazzari no está diseñado para viajar ni para hacer distancias, sean medias o largas, por autovía o autopista.

Solo me falta entonces probarlo en otra situación: carretera de montaña. Que queréis, la cabra tira al monte que dicen, ¿verdad?

Conduciendo un vehículo eléctrico por primera vez: el Tazzari Zero

Lo pruebo en una carretera bastante exigente y el coche se defiende, pero a cambio de ir con el acelerador al máximo y con un par de coches pisando los talones. En curva tiene un buen comportamiento (gracias en gran parte a sus exagerados neumáticos) y en ocasiones da la impresión de comportarse como un pequeño kart biplaza. Sí que tengo que decir que la dirección no me pareció demasiado estable ya que el coche balanceaba bastante incluso en zonas rectas. Se nota la carencia de la dirección asistida.

Tras parar y sacarle unas cuantas fotos nos queda retroceder por la carretera, viaje que hacemos conducido en ésta ocasión por el responsable del concesionario, que me mostró que el coche apoya bien en curvas y no hay que tener miedo a dejarle que retenga en lugar de apretar el freno.

Al final os podría decir que salí satisfecho de la prueba. Lógicamente hoy en día el Tazzari, como cualquier coche eléctrico, no es apto para todos. Si quieres comprar uno, tienes que tener una casa con parking privado donde poner a cargar el coche cada día después de volver del trabajo. Es la realidad. Quizá llegue el día en que tengamos para cargar vehículos eléctricos en las calles y en los parkings comunitarios, pero de momento si no vives en una de las 4 o 5 ciudades más grandes del país, la compra de un coche eléctrico es casi un tabú.

Lo suyo son la ciudad y los desplazamientos cortos. Tengo claro que en ciudad, teniéndolo por la mano, se puede ser el “rey” gracias a su rápida salida y su agilidad. En contrapartida, no le puedes sacar de su ambiente urbano, ya que no está pensado para otra cosa.

En conclusión os puedo decir que no voy a correr a comprarme un Tazzari, pero vuelvo de la prueba creyendo que, si llega el día en que los coches eléctricos sean mayoría, podemos estar tranquilos y no tener pesadillas con ese momento, ya que podremos seguir disfrutando de la conducción.

Conduciendo un vehículo eléctrico por primera vez: el Tazzari Zero

Pues sí que me interesa

En ese caso, lo mejor que podéis es acceder a su web www.tazzari-zero.com donde tenéis un configurador que facilita el precio final del vehículo.

Ya para acabar, agradecer al concesionario Green & Electric Drive de Martorelles (Barcelona) (www.motele.es) por permitirnos probar el vehículo.

Si tenéis cualquier pregunta relacionada con el Tazzari no dudéis en preguntar!

Espero que os haya gustado la prueba.

Conduciendo un vehículo eléctrico por primera vez: el Tazzari Zero

// Artículo escrito por Sergi Blasco para Planetadeaficiones.com y ForoCompeticion.com //

2 Comentarios

  1. Fantastico. Un paso importante para tomar conciencia eléctrica. Además del ahorro del coche eléctrico, considerar positivo las emisiones cero, y evitar guerras por el petróleo. Adelante al presente que ha llegado el futuro.

  2. Gracias por esta información aunque nos deja fuera de esta interesante opción a los que vivimos en urbanizaciones de extrarradio que no disponemos de un buen transporte público.
    No se da información de la vida de las baterías, en definitiva, de los costes de mantenimiento.
    Muchas gracias al autor del artículo como al concesionario que lo ha facilitado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>